E-commerce: Retos y preguntas

mike-petrucci-131817-unsplash.jpg

En el 2018 pareciera que es obligatorio para las tiendas retail contar con una forma de vender productos en línea, es lo que los consumidores están buscando y es una oportunidad de crecer el negocio actual.

No obstante, abrir una tienda en línea no es algo sencillo. No importa si usted tiene 1 SKU o 1000 SKUs, los retos asociados a esta estrategia pueden fácilmente tirar abajo todo el proyecto.

Hágase las siguientes preguntas que pretenden valorar si su negocio tiene capacidad y mercado para una tienda en línea:

  1. ¿Cuáles son los beneficios y los riesgos de contar con una tienda en línea?
    1. ¿Generará más utilidad total?
    2. ¿Afectará la visitación de tienda? (¿cómo podría afectar eso el total de ventas?)
    3. ¿El presupuesto para generar clientes es mucho mayor al retorno?
  2. ¿Hay mercado online para su producto? (piense en su target y tipo de producto)
  3. ¿Hay un servicio efectivo de entrega de su producto? (piense lo que requeriría del transporte, duración del producto, cuidados especiales, tiempos de entrega, etc)
  4. ¿Tiene inventario suficiente para cubrir las demandas de su negocio incluyendo ventas en línea?
  5. ¿Tiene capacidad operativa para manejar pedidos, empacarlos, enviarlos, recibir devoluciones?
  6. ¿Tiene un sistema que le permita controlar inventarios en tiempo real?
  7. ¿Tiene presupuesto para invertir en el desarrollo de la plataforma de e-commerce?
  8. ¿Tiene presupuesto para contratar a un webmaster que administre el sitio de forma diaria?
  9. ¿Cuáles son los objetivos SMART de contar con una tienda en línea?

 

Pasos antes de invertir en un e-commerce

PRUEBE: Hay muchas formas de hacer pruebas pequeñas de venta en línea o del concepto de comprar en línea. Por ejemplo:

    1. Utilice sus redes sociales para preguntar: ¿Te gustaría comprar este zapato por nuestra página web?
    2. Escoja tres productos, monte una micro tienda gratis en shopify y ofrezca una cantidad limitada de estos en sus redes sociales. Solo a modo de prueba, aunque pierda plata en el proceso.
    3. Lance una plataforma pequeña con shopify, leadpages, lemonstand o inclusive venta directa por Facebook (depósito bancario)
    4. Una vez comprobado que existe mercado, trabaje en los retos que representa una tienda en línea

Manejo de inventarios (cuántos skus, cómo manejo existencias, hay inventario adicional, el sistema actual se puede conectar a una plataforma, etc etc etc)

Operación (quién recibe órdenes, cómo se empacan, cómo se envían, quién administra existencias, quién recibe reclamos, quién, quién, quién)

Envíos y manejo de paquetes (que proveedor hace entrega, políticas de entrega, cómo se reciben las devoluciones, etc)

Contabilidad (cómo se cobra, cómo se controlan los ingresos, las devoluciones, costos agregados a la venta en línea como comisiones de bancos, etc.

 

¿Cómo escoger un proveedor para su e-commerce?

Una vez haya decidido que un e-commerce es una estrategia correcta para sus objetivos SMART y que tiene la capacidad para administrar la operación, tendrá que entrar en la etapa de decisión de un proveedor o plataforma para su e-commerce. Esto tampoco es un proceso sencillo pero es determinante por lo que vale la pena invertir tiempo y escoger acorde a los objetivos y el presupuesto.

Hay muchas formas de hacer una página web donde se pueda vender productos o servicios. Considere las siguientes variables que cualquier proveedor le haría:

  1. Cantidad de productos individuales que tendrá la página
  2. Rotación de estos productos
  3. Módulos especiales que requiera (cotizaciones, calculadoras, etc)
  4. Proceso de compra que requiere
  5. Idiomas de la página

Con esta info podrá salir a cotizar con distintos proveedores e inclusive valorar plataformas digitales como Shopify. La diferencia radica en la cantidad de productos y la complejidad del sitio según sus requerimientos. Son dos tipos:

Plataformas digitales: Son empresas que ofrecen una plataforma “llave en mano” para que la empresa haga su propio ecommerce utilizando recursos estandarizados. Son sistemas relativamente sencillos de utilizar y para la mayoría de empresas pequeñas, con pocos productos y una demanda media baja, funciona perfectamente.

Plataformas custom made: Son sitios web hechos a la medida programados por una empresa especializada. Ellos realizan un análisis y una propuesta de sitio y se dedican a programarla desde cero o utilizando plataformas de licencia abierta como woocommerce o magento. Estas páginas solo las pueden realizar desarrolladores y por lo tanto hay mas posibilidad de crear módulos especiales o específicos que no se encuentran en plataformas digitales como shopify.

Si su empresa tiene pocos productos valore una plataforma como shopify e incluso contratar a un desarrollador para que ayude a montar inicialmente la página y luego su propio webmaster o encargado de mercadeo puede administrarla de forma sencilla.

Dónde se suele puede fallar

Hay varios retos que se presentan al desarrollar un ecommerce, hemos aprendido durante años de algunos de ellos, lo bueno es que conociendolos previamente, podrá conversar con su proveedor y minimizar estas fallas o complicaciones para que el proyecto fluya efectivamente

Piense en estos retos o problemáticas:

  1. El proyecto se atrasará sustancialmente, contemple un 10% del tiempo total para atrasos. (reto: ¿como evitar que esto suceda?)
  2. A medio camino siempre se quieren mas cosas que no se contemplaron al inicio, así que el presupuesto siempre termina siendo mayor.
  3. El proveedor hará cosas que nos se pidieron y las que si, se harán mal.
  4. Habrán reprocesos y atrasos sustanciales en cosas que parecen muy sencillas
  5. El sistema no funcionará en su primera prueba.
  6. Ni en la segunda.
  7. El sistema no funcionará al lanzar en vivo la página.

 

Conclusiónes

  • Un e-commerce es un canal de venta que pretende aumentar mercado.
  • No todos los negocios lo requieren.
  • No todos los negocios tienen o tendrán la capacidad de crear este canal .
  • Se requiere de presupuesto, personal y mucho tiempo para lanzar un e-commerce.
  • Defina bien los objetivos.
  • PRUEBE PRUEBE - esté seguro que hay un mercado cautivo para su producto.
  • La elección del proveedor es indispensable: ¿Shopify o Developer?
  • Hay retos y problemáticas que se darán en un 98% de los casos.

 Si la idea de un e-commerce le resulta atractiva, pero un tanto abrumadora, no dude en asesorarse con un experto. Si realiza bien esta inversión podrá sacarle muchísimo provecho. 

Hablemos Switch Inbound Marketing Costa Rica